EL ALCOHOL

 EL ALCOHOL

 

El alcoholismo es una  enfermedad que constituye un problema social grave. Provoca daños, a menudo imperceptibles, en la mente y en el cuerpo, alterando la conducta del enfermo y su familia, con lo que  se ve afectado social y económicamente.

El alcohol contiene una droga denominada etanol, que provoca la dependencia; es por ello que no vasta la fuerza de voluntad para dejar de beber.

 El alcohólico adquiere un comportamiento compulsivo y descontrolado, cada vez requiere una dosis mayor para satisfacerse. Este tipo de intoxicación puede provocar graves consecuencias en el hígado, el corazón, los riñones y el cerebro. La bebida no constituye una solución a los problemas que puedan presentarse, por lo contrario, los agrava, ya que altera el equilibrio psicofísico del hombre, destruyendo su vida afectiva y social.

 

 

 

 

         

INICIO